Reforzar la seguridad en Internet ante la guerra en Ucrania

Mar 7, 2022 | Actualidad, CLE

Independientemente del tamaño o del sector, toda compañía es vulnerable a un ataque informático. La transformación digital ha hecho que cualquier gestión, incluidos los negocios, dependa cada vez más de la tecnología.

Hace unos años parecía imposible que el teletrabajo o el cloud computing se convirtieran en una realidad. Hoy por hoy, lo difícil de imaginar es lo contrario. Sin embargo, estas nuevas maneras de trabajar también traen consigo otros riesgos. Uno de los más evidentes es la ciberseguridad.  Sobre todo porque es algo que no atañe solo al departamento de sistemas o informática, sino que cada uno de los empleados (o usuarios) debe responsabilizarse de lo que hace.

La creciente digitalización de los procesos (empresariales y personales) ha supuesto que una gran cantidad de datos se manejen de manera habitual. Garantizar la integridad, confidencialidad y adecuada disponibilidad de esa información es clave. Pero no todo es responsabilidad de empresas e instituciones: los usuarios han de ser conscientes del valor que tienen los datos que manejan. Cada vez son más comunes los ataques con malware, el phising o los secuestros de información. Y esto ocurre, en muchas ocasiones, por despistes humanos o por una mala estrategia en el modelo de ciberseguridad de la entidad. Hay que pasar de un modelo reactivo a un modelo proactivo. Es la única manera de anticiparse a los atacantes.

Un nuevo escenario bélico

Las agencias internacionales han pedido a empresas y entidades que redoblen sus defensas en seguridad digital. El motivo está en que hoy día esta es una nueva manera de hacer la guerra. Como ejemplo está el conflicto entre Ucrania y Rusia.

Rusia está dispuesta a utilizar la guerra informática como un recurso más para enfrentarse a las sanciones económicas en apoyo a Ucrania.  Del mismo modo que moviliza fuerza militar convencional, utiliza hackers para desestabilizar el equilibrio de los países que considera contrarios.  Estos piratas aprovechan las contraseñas simples, los sistemas sin parches y los usuarios desprevenidos para acceder a las redes empresariales. De hecho, una de las advertencias hechas por la Agencia de Ciberseguridad e Infraestructura de Estados Unidos recae sobre entornos ampliamente utilizados (tipo Microsoft 365) o la tecnología. El objetivo puede estar en afectar a cuanto más, mejor.

Y eso se sabe porque estos ataques dirigidos ahora a los países aliados ya fueron probados (desde 2014) en Ucrania. Este país se convirtió en el laboratorio de pruebas ruso en lo referente a ciberataques.

La seguridad es una necesidad. Hay que tener una actitud ofensiva y proactiva. El coste del error es muy alto.  Los ataques no tienen que estar orientados a una empresa o entidad específica, sino a un riesgo que pueda extenderse por todo el mundo.

Nuevos perfiles profesionales en ciberseguridad

Con un panorama como este, en el que no podemos permitirnos errores por las consecuencias que trae (coste empresarial y personal), uno de los perfiles profesionales más demandados es el de experto en ciberseguridad. Son profesionales que forman parte del equipo de desarrollo o bien consultoras que dan solución a los problemas de seguridad a los que se enfrentan otras empresas. Estos técnicos no solo solucionan y protegen, sino que también asesoran al resto de empleados de la entidad. Trabajan de manera proactiva, proponiendo maneras de prevenir, solventar y rescatar sus infraestructuras tecnológicas ante los ataques.

Catálogo 2022

Conoce nuestra oferta formativa para este año

Últimas entradas