Hipervisores VS Contenedores

Feb 20, 2017 | TIC-tek

El mundo está cambiando a marchas forzadas. Las metodologías de trabajo y de administración se están modificando, incluso revolucionando gracias a nuevas tecnologías de virtualización.

Virtualización: hiperconectores

Volvamos unos años atrás. Tímidamente aparecían nuevas tecnologías de virtualización basadas en hipervisores. Un hipervisor se basa en la virtualización del hardware y de la bios de un sistema operativo. Podíamos tener un sistema operativo dentro de otro, pero a costa de recursos y de limitaciones en la virtualización.

Esta tecnología apareció a gran escala, con servidores completos dedicados a virtualización donde se generan múltiples máquinas virtuales con diversos sistemas operativos.

Las ventajas son claras, sin embargo, la cantidad de recursos necesarios para desplegar aplicaciones son sistemas operativos completos con entornos gráficos, en muchos de los casos, innecesarios.

Virtualización: contenedores

Y los contenedores ¿no se trata de virtualización? Es un sí a medias. No se basa en hipervisores, luego no posee una virtualización de hardware. El objetivo en estos casos es el de virtualizar el sistema operativo.

Crea una capa llamada imagen que permite generar contenedores y ejecutar un proceso usando dos tecnologías: CGroups y Namespaces. El camino de estas tecnologías comenzó en 2005 y ya poseen la suficiente madurez para ser fiables.

CGroups permite priorizar y gestionar procesos para que no puedan sobrecargar el sistema principal, mientras que los Namespaces permiten separar virtualmente los procesos para que no sean visibles.

Algunas de las características más interesantes de los contenedores son:

  • Independencia de la plataforma: permite el uso de contenedores en cualquier servidor compatible, sea Windows o Linux.
  • El inicio de un contenedor, al ser máquinas muy simples, puede ser menor de un segundo.
  • Cada contenedor posee su propio entorno de red, configurable, compartido con otros contenedores según necesidad.
  • Al basarse en una imagen plantilla, se crean tantos contenedores como queramos bajo una misma imagen.
  • Controlamos totalmente todas las versiones de software, tanto el sistema operativo como la versión de software para nuestra base de datos o servidor de aplicaciones o el código fuente de la aplicación. Ya no existe la excusa “¡Si en mi máquina funciona!”
  • Pieza fundamental para Devops, ya que se integra de maravilla en entornos de integración continua y entrega continua.
  • Existen soluciones de clusterización y alta disponibiliadad como kubernetes o docker swarm usados en entornos de producción.
  • Posee un potente buscador de imágenes ya pregeneradas en Docker Hub donde podemos encontrar tanto imágenes oficiales como imágenes personales compartidas por la comunidad.
  • ¡Y mucho más!

Una de las mayores revoluciones de software que está latente, esperando a que la descubramos.

Y vosotros, ¿a qué esperáis?

Podeis solicitar información sobre nuestro curso de DOCKER mediante mail. Si quieres saber más sobre esta tecnología, te dejamos su página web.

Catálogo 2021

Conoce nuestra oferta formativa para este año

Últimas entradas