Nuevas tendencias tecnológicas que abren paso al cambio

Nuevas tendencias tecnológicas que abren paso al cambio

16 marzo 2021

A veces resulta complicado hacerse una idea de la rapidez con la que están evolucionando las nuevas tecnologías en diferentes ámbitos de nuestra vida. En el ámbito social, en el educativo, en el industrial, en el gastronómico o en el científico y médico; en todos estos campos, la tecnología es un gran aliado, y cada vez estamos más supeditados a ella, por lo que resulta decisiva para impulsar los avances en ellos.

En este artículo hacemos revisión de cinco de las tendencias tecnológicas más importantes que marcarán este año 2021 y algunas de las que mayor influencia tendrán en nuestras vidas a partir de ahora. ¿Seguiremos cediendo cada vez más parcelas de nuestra vida a las tecnologías?

Un mundo digitalmente acelerado

La tecnología se ha constituido como uno de los cimientos actuales del progreso empresarial y social, y son numerosos los ejemplos de tecnologías que este año experimentarán un impulso importante, porque así lo están demandando desde diversos ámbitos de la sociedad.

1. Inteligencia Artificial (IA), la hiperautomatización de las cosas

En nuestras vidas hemos asumido este papel de la IA como un facilitador de nuestros quehaceres diarios. El machine learning es un claro ejemplo del valor de la Inteligencia Artificial en ellas. Se trata de una tecnología que posibilita el aprendizaje, en base a datos, de los patrones de comportamiento de los usuarios por parte de las máquinas, a partir del cual se les ofrece respuestas determinadas a sus necesidades o deseos. Son máquinas capaces de sugerirnos películas, canciones o anuncios, por ejemplo, en función de nuestras preferencias pasadas (Youtube, Netflix, Amazon). También son aquellas como Siri o Alexa, que intervienen en nuestra vida diaria, de una manera o de otra.

El ámbito de la salud es otro en que también se está avanzando mucho en aplicaciones que funcionan con Inteligencia Artificial. El COVID-19 ha tenido mucho que ver en esto, y desde multitud de países ya se han creado aplicaciones capaces de rastrear contagios, o bien de ayudarnos a gestionar otras áreas de nuestra salud sin necesidad de acudir al médico.

2. El impulso del 5G

El 5G es la red móvil de quinta generación que permite una conectividad ultrarrápida y con muy baja latencia (casi de 0 milisegundos) a miles de millones de dispositivos que podrán estar interconectados entre sí, utilizando menor potencia. Ello permitirá que tecnologías como el Business Intelligence, la Realidad Virtual y, en general, el IoT puedan hacer su trabajo de manera más rápida.

Un ejemplo práctico de cómo el 5G ha revolucionado nuestra vida es la elaboración de operaciones quirúrgicas tele asistidas, donde el paciente se puede encontrar a miles de kilómetros de distancia del cirujano y éste, aún así, puede llevar a cabo la operación. Es gracias a la instantaneidad que posibilita esta tecnología y a la rapidez en el trasvase de la información, que el cirujano puede desempeñar su función con mayor seguridad. El año pasado, se llevó a cabo por primera vez en España, en el Hospital Clínic de Barcelona, una operación de este tipo. En ella la orden del cirujano llegaba al quirófano con una demora de solo 0,01 segundos gracias a la red 5G, frente a los cerca de 0,3 segundos que hubiera tardado si se hubiese ejecutado a través de una red 4G.

3. Internet de las cosas (IoT) y un mundo totalmente conectado.

El Internet de las Cosas (Internet of Things -IoT-, en su expresión en inglés) ha revolucionado nuestras vidas y durante este año lo seguirá haciendo. La necesidad de mantener la distancia entre las personas, así como de evitar los contactos con las cosas, hace que esta tecnología tenga aún más relevancia en nuestras vidas. Empresas de alimentación, de maquinaria agrícola, de cosmética, de moda o de salud, entre otras áreas, están implantando nuevas tecnologías para poder ofrecer una oferta más diferenciada a sus clientes y mejorar así su calidad de vida. Ejemplos de estos sectores se pueden encontrar muchos y diversos, desde Smart cities, ciudades interconectadas, como Dubai o Paris 2050, aplicaciones al servicio de personas con discapacidad, impresoras 3D, drones o automóviles autónomos, entre otros.

Con la ayuda del 5G las conexiones de los aparatos con las personas se realizará en tiempo real y esto permitirá que el IoT evolucione mucho más rápidamente, facilitándonos en gran medida nuestras tareas diarias, en nuestra vida personal y en el trabajo.

4. La Nube distribuida

La nube distribuida permite que los centros de datos se ubiquen en cualquier lugar, en ubicaciones fuera de los centros de datos físicos del proveedor de la nube, si bien, seguirían estando controlados por él. Esta estructura posibilitaría una reducción del coste de posesión y mantenimiento de la nube y de los servicios asociados, permitiendo así el pago por uso o su escalabilidad, si las necesidades lo requieren.

La proliferación y el auge del IoT precisa de la hiperconectividad de las cosas, pero también requieren de un procesamiento de la información más cercano al origen de los datos: los propios dispositivos de IoT. Esto es posible gracias a las redes distribuidas, que están más cercanas a los usuarios y a las fuentes de los datos.

Las ventajas que numerosos expertos en la materia achacan a esta nueva forma de conexión son: seguridad y privacidad, pues se introduce el cifrado en los datos entre otras medidas de seguridad; escalabilidad, confiabilidad, velocidad y eficiencia. Por el contrario, la desventaja que tiene esta estructura es la alta dependencia que algunas empresas tecnológicas podrían tener de la proveedora de espacio en la nube.

5. Automatización Robótica de Procesos (RPA)

La RPA (Robotic Process Automation) es un método de automatización de procesos que se basa en reglas específicas por las que conoce el comportamiento de los humanos y puede llegar a desempeñar tareas que le ayudan a estos en diferentes procesos rutinarios, recurrentes, repetitivos o bien que continen diferentes funciones que transmiten información entre sí.

La RPA, nutriéndose de diversas tecnologías - la Inteligencia Artificial, aplicaciones de robótica, informática cognitiva o informática en la nube - permite la automatización de determinados procesos en una compañía. Son procesos que no requieren del juicio humano, y que posibilitan una reducción eficiente del tiempo asociado a esas tareas, de manera que la persona pueda dedicar más tiempo a tareas estratégicas o de mayor valor para la compañía. Ese es el objetivo principal de la RPA.

Las aplicaciones RPA son escalabres y presentan gran flexibilidad de adaptación a procesos o tecnologías ya implantadas en una compañía. Algunos ejemplos que existen de aplicación de esta tecnología a la empresa pueden ser el procesamiento de la facturación mensual de forma automática o las conciliaciones bancarias, por citar dos tareas comunes y recurrentes. En el sector de la salud, un caso de RPA es la lectura y elaboración de informes de resultados de las pruebas de análisis, consistente en la extracción de datos y el volcado en un informe de forma automática.

Estas son sólo cinco de las tendencias tecnológicas que se posicionan entre las más relevantes del 2021. Todas ellas están evolucionando para facilitar el día a día de los ciudadanos, al mismo tiempo que mejoran su calidad de vida. Estamos expectantes por conocer cuál será la evolución de estas tecnologías en el corto plazo.