Mirando atrás sólo para coger impulso

Mirando atrás sólo para coger impulso

16 marzo 2021

En CLEFormación volvemos la vista hacia el 2020 para evaluar la satisfacción de nuestros clientes y analizar los resultados obtenidos durante ese año, con el objetivo de seguir poniendo a disposición de aquellos el mejor servicio y la oferta de cursos más actualizada.

El 2020 fue año complejo. Por estas mismas fechas se producía un gran cambio en las circunstancias del momento que obligaba a las empresas y a los ciudadanos a reorientar su forma de trabajar y, en gran medida, su manera de vivir. En el ámbito de la educación, la necesidad de mantener determinadas condiciones de seguridad impuso la obligación de buscar nuevas modalidades de formación, lo que propició la implantación y generalización de sistemas de enseñanza online y virtuales de calidad. Es así como en 2020 presenciamos una adopción y adaptación rápida de una nueva modalidad de formación, Virtual Class. En CLEFormación llevábamos desde el 2015 desarrollando una parte importante de nuestros cursos bajo esta modalidad, lo que facilitó y agilizó la adaptación de la empresa a las nuevas circunstancias. Tanto es así que, a pesar de ellas, el número de cursos llevados a cabo durante el año 2020 se mantuvo en cifras muy satisfactorias para la compañía y, aunque en años posteriores se habían impartido clases bajo la modalidad Virtual Class, en torno al 15%, en 2020 esta modalidad alcanzó porcentajes elevados, del 80% aproximadamente. Llegar a estas cifras de formación de forma exitosa fue posible gracias al trabajo que, durante los años previos, se había estado realizando para perfeccionar y potenciar la enseñanza mediante Virtual Class.

En el 2020 impartimos un total de 4.807 horas de formación, virtuales o con presencia física, tanto en Madrid como en otras provincias. Es destacable que las valoraciones que los alumnos dieron a los cursos impartidos obtuvieron una nota media global por encima de 8 sobre un total de 10. Esta valoración, considerando que la modalidad de enseñanza tuvo que modificarse en una gran mayoría de casos, y pasar de ser presencial a virtual, es reseñablemente positiva para la reputación de la calidad formativa de CLE, en lo relacionado con la organización y el desarrollo de los cursos, sus contenidos, los materiales utilizados y los profesores que los impartieron.

Las materias sobre las que versaron los cursos fueron diversas, todas de gran actualidad y muy necesarias para el desarrollo de las nuevas tecnologías en estos momentos:

  • Oracle

  • Business Intelligence y BigData

  • Java EE

  • Entornos operativos y plataformas

  • Mainframe

  • Dirección de proyectos. TIC

  • Gestores de contenido

  • Tecnología web y movilidad

  • Microsoft

Asimismo, fuimos capaces de mantener una cartera de clientes fiel en torno al 80% e incluso comenzamos a trabajar con nuevos clientes. Resultado éste posible gracias a la capacidad de servicio mantenida durante todo el año y a la experiencia reseñable ya comentada en la modalidad de Virtual Class.

 

La Satisfacción de Nuestros Clientes, un Activo para CLE

Entre nuestros clientes se encuentran grandes corporaciones, así como empresas de menor tamaño, instituciones públicas y universidades. Encuadrado en la estrategia de mejora continua de los servicios que ofrecemos, y atendiendo a la certificación obtenida bajo la norma de calidad ISO9001:2015, se le envió a los clientes un cuestionario de satisfacción, con el objeto de conocer cuál era su valoración sobre los cursos impartidos por CLE a sus empleados. Los resultados de dicha encuesta manifiestan una acogida muy positiva y una muy buena valoración de los mismos, con valores por encima de 4 sobre 5 para todas las variables del cuestionario: presentación y claridad de la oferta en cuanto alcance, plazo y coste, cumplimiento de plazos, agilidad del trabajo, atención recibida, precio del servicio, calidad del servicio, entre otros. Ante esto, otro aspecto también importante a destacar de la encuesta es el hecho de que el 100% de los clientes volvería a solicitar los servicios de formación de CLE.

Para medir el nivel de recomendación de los clientes se utilizó la herramienta Net Promoter Score (NPS), que mide la lealtad de aquéllos basándose en recomendaciones, de acuerdo con una escala del 0 al 10, donde 0 es «Muy improbable» y 10 es «Definitivamente lo recomendaría». Este indicador categoriza a los clientes en "promotores", si valoran entre 9 y 10; "pasivos", si lo hacen entre 7 y 8; o "detractores", si puntúan 6 o menos. El resultado fue que una gran mayoría, el 60% de las empresas, es "promotora" de los servicios de CLE.

Por otro lado, un NPS superior a 0 se percibe como bueno y un NPS de 50 es excelente. De acuerdo con las valoraciones ofrecidas por los clientes, el NPS de CLEFormación es de 57 puntos; lo que indica que el nivel de recomendación y de lealtad de los clientes es excelente.